Tags:

FAMILIARES DE DESAPARECIDOS ACUSARON AL EX JUEZ PEREYRA GONZÁLEZ



Redacción Redacción

En la duodécima jornada del juicio por delitos de lesa humanidad en San Luis, familiares de Domingo Chacón, artesano del vidrio desaparecido durante la última dictadura militar, afirmaron hoy ante el Tribunal Oral Federal, que juzga en San Luis a 29 acusados por crímenes de lesa humanidad, que en aquellos años fueron amenazados por el juez Federal Carlos Pereyra González para dejar de investigar su desaparición, bajo pena de ser procesados.


pereyragonzlez

La hermana de la víctima, Melania Adoración Chacón, agregó además que el obispo de San Luis, Juan Rodolfo Laise, le aseguró en esos días que "son ellos mismos los que se autosecuestran", cuando durante una celebración por la fiesta de la Virgen de Luján se le acercó a pedirle por Domingo.

Melania dijo que en la búsqueda de su hermano le escribió una carta al jefe del ejército de San Luis, Miguel Angel Fernández Gez, de la que recibió respuesta el 5 de octubre de 1976 -según consta en el sobre que se agregó como prueba a la causa-, en la que el militar le aseguró que Domingo Chacón no figuraba como detenido en ninguna repartición y se instruía a la policía para que investigara los hechos de su desaparición.

Moisés Farut, esposo de Melania y cuñado de la víctima, también declaró ante el Tribunal y corroboró los dichos de su esposa y de su sobrino Martín en cuanto a cómo se realizó el procedimiento en el que una grupo de tareas se llevó a Domingo el 26 de septiembre de 1976 de su casa, en la localidad de Luján, diciendo que "eran amigos y que ya lo traían de vuelta".

Moisés afirmó que buscaron a Domingo en las cárceles de Devoto, de La Plata y de Corrientes sin ningún resultado y que presentaron junto a Jesús Chacón, hermano de la víctima, una denuncia ante la comisaría de Luján, localidad en la fue secuestrado.

Relató que tres o cuatro días después de su desaparición "hubo un nuevo allanamiento en la casa de Domingo del que participaron entre 20 y 30 integrantes del ejército y el comisario del pueblo, Cecilio Muñoz".

"Yo fui a la casa de mi suegra, porque mi hija de 16 años estaba con ella y temí que algo le pasara. Me dejaron entrar con las manos en alto. No se llevaron nada. Creo que buscaban armas o municiones. Nunca vi si llevaban una orden pero sé que mi suegra no firmó nada", aseguró.

En ambas declaraciones, el matrimonio coincidió en señalar que la respuesta de las autoridades a sus reclamos fue "no se lo llevó nadie. No está detenido en ningún lugar" y explicaron que fueron citados a la morgue a reconocer un cuerpo que podía ser el de Domingo, pero que finalmente no lo vieron ya que, la empleada del lugar, Irma de Leyes, les dijo que "los cuerpos habían sido retirados por los bomberos".

Según afirmaron, "lo que si existía en el juzgado Federal de San Luis, era una denuncia extensa de la ex mujer de Domingo y madre de sus tres hijos, que lo inculpaba pero que nunca tuvieron ninguna citación para darles respuesta a sus pedidos.

Haidé Avila se encontraba separada de Domingo Chacón y luego de su desaparición entregó a sus dos hijos mayores a la familia paterna y se llevó a Córdoba al más pequeño.

La historia fue relatada ayer por Martín, uno de los hijos de Domingo quien afirmó que luego de la desaparición de su padre, su familia se desmembró por completo y volvió a ver a su hermano menor recién luego de 30 años.

Sobre las respuestas de la Justicia Federal de San Luis, encabezada por el Juez Carlos Pereyra González, Melania aclaró que "me citaron pero para decirme que yo no tenía que andar averiguando nada y que si seguía preguntando me iba a procesar".

El Tribunal retomó su actividad pasadas las 17 con una visita ocular a la granja "la Amalia", lugar denunciado por víctimas, familiares y miembros de la APDH de San Luis como un centro clandestino de torturas.

Ayer por la tarde, en una actividad similar, los jueces tomaron declaración domiciliaria a Segundo Valentín Ledezma, padre de Pedro Valentín Ledezma, estudiante de pedagogía de la UNSL, desparecido luego de que firmara su libertad en dependencias de la Comisaría Segunda de esta capital.

Segundo Ledezma ratificó en todos sus dichos la denuncia que realizó el día en el que le arrebataron a Pedro a tres cuadras de la dependencia policial y su declaración fue confirmada por la de un policía que prestó servicios en el lugar la noche del secuestro.

De esas declaraciones surgió también que el acta de liberación de Pedro se encontraba ya firmada cuando fue rubricada por él y por su padre, por el sumariante policial, Enrique Manuel Ortuvia Salinas y que el jefe de la comisaría, Becerra realizó con los oficiales de la repartición, una maniobra distractiva para permitir que el ejército con Esteban Plá como jefe de tareas lo secuestrara nuevamente y lo desapareciera.

Las audiencias se reanudarán el jueves próximo a las 9.30, en lo que será la última semana de debate oral antes de la feria judicial

fuente sanluisnoticia.com.ar

Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Más noticias en Provincia

Con toda humildad y absoluto respeto me tomo la licencia de escribir estas líneas, no tanto con el ánimo de rendir tributo a un amigo, sino por la necesidad de canalizar la profunda pena 

Pasadas las 22 hs del 22 de Octubre luego de un extenso discurso de el Alberto hablo su hermano a la multitud presente en la sede del Partido