Tags:

UN SEMANITA Y 185 MILLONES DE DOLARES



Redacción Redacción

La semana que duró la fugaz presidencia de Adolfo Rodríguez Saá aún sigue provocando perjuicios. A raíz del default de la deuda hecho a fines de diciembre de 2001 por el actual senador nacional por San Luis, la Corte Suprema de Estados Unidos condenó ayer a la Argentina a pagar una indemnización de 185 millones de dólares a la empresa británica British Gas, ex dueña de Metrogas.


adolfofugas

Medios nacionales informaron que el gobierno de la Argentina apeló esta decisión y logró que la corte federal de apelaciones de Washington determinara que debían ser los jueces, y no los árbitros, los que decidieran en qué tribunal se resolvería la disputa.

La empresa británica denunció que el congelamiento de las tarifas, establecido por el gobierno provisorio de Eduardo Duhalde, provocó la quiebra de Metrogas, compañía que en 2002 era de su propiedad.

En 2007, la firma inglesa logró un laudo favorable en la Uncitar, un tribunal comercial de las Naciones Unidas

British Gas argumentó que no quiso iniciar una demanda contra Argentina en las cortes locales porque el Gobierno “trató de restringir el acceso a la Justicia” y porque temía posibles “represalias contra los inversores que le demandaban”.

En sus fundamentos, la ex dueña de Metrogas precisó que había pedido dinero debido a que una decisión del Gobierno de Duhalde de congelar los precios del gas en el 2002 violaba un tratado de 1993 entre Gran Bretaña y Argentina, que buscaba estimular la inversión extranjera.

La decisión de congelar las tarifas de los servicios públicos se tomó luego del anuncio del default de la deuda hecho a fines de diciembre de 2001 por el ex presidente semanal Adolfo Rodríguez Saá...


fuente sanluisnotcia.com.ar

Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Más noticias en Provincia

Pasadas las 12.30 de ayer, el oficialismo logró el quórum propio al reunir 23 diputados en el recinto, motivo por el cual los legisladores de Cambiemos y Avanzar decidieron entrar a sesionar

Con toda humildad y absoluto respeto me tomo la licencia de escribir estas líneas, no tanto con el ánimo de rendir tributo a un amigo, sino por la necesidad de canalizar la profunda pena